Claves del afinamiento automotriz

Afinamiento automotriz

El automóvil es más que una máquina que anda sobre cuatro ruedas, se trata de todo un armazón de componentes diversos que funcionan en armonía unos con otros para que otorgar un desplazamiento efectivo y cómodo.

Es importante entonces, que el auto se someta periódicamente a una revisión para determinar el funcionamiento, potenciales problemas e identificar qué partes pueden mejorar. El afinamiento automotriz se vuelve esencial para alargar la vida útil del vehículo. Hay varios aspectos involucrados en la revisión del vehículo, aquí te detallamos los más importantes.

¿Qué considerar al realizar un afinamiento del auto?

Hay varios aspectos involucrados en la revisión del vehículo, aquí te detallamos los más importantes:

- Revisión de bujías:

Las bujías son los elementos encargados de encender la mezcla de combustible y aire mediante una chispa en la cámara de combustión interna del motor, sólo mediante su correcto funcionamiento podremos encender el motor y en definitiva, echar a andar el auto. Si notamos un consumo excesivo de combustible, falta de potencia en el motor o contaminación por parte de este, es momento de cambiar las bujías; lo normal es que se haga entre los 30.000 y 60.000 kilómetros, según las indicaciones del fabricante y que sean todas, no sólo las defectuosas.

- Revisión de filtros:

Este involucra dos procesos, que son el filtro del aire y filtro de bencina. El de aire se encarga de eliminar partículas sólidas tales como insectos, polen y polvo para que no entren en la cámara de combustión y  provoquen desgaste del motor y contaminación del aceite. Por su parte, el de bencina impide que las impurezas mayores a 8 micras de la gasolina entren en la combustión, asegurando así una combustión más pura y arranque eficaz. Si se identifican problemas al partir o que el proceso de combustión falla, es necesario revisar ambos filtros y cambiarlos de ser necesario.

- Revisión de inyectores:

Como su nombre lo indica, estos elementos inyectan el combustible en el motor, por lo cual al desgastarse y acumular suciedad, pueden provocar que la bencina lleve impurezas que afecten en la combustión y por ende, provoque un rendimiento defectuoso del motor. Mediante líquidos de limpieza o ultrasonido es posible limpiar los inyectores.

- Revisión del aceite:

El aceite es como la sangre del motor y dependiendo del tipo de aceite que use el vehículo, este se cambia cada 10.000 o 5.000 kilómetros. Mantener el motor lubricado permite disminuir el roce entre rugosidades y evitar el desgaste de las piezas que lo componen, además de brindar un funcionamiento más eficiente, con una mejor efectividad del combustible y menos fallas generales.

Para los motores nuevos, el aceite más delgado es lo ideal, mientras que en el caso de los motores más viejos, un aceite más grueso facilitará la disminución de ruidos.

Teniendo en cuenta estos aspectos, tu vehículo tendrá una mayor vida útil y no te dará inconvenientes a ti ni al resto de los automovilistas.

Etiquetas: ,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Copiapó 696, Santiago. Fono (02) 2 634 42 21